Photo Photo Photo Photo
Inicio  //  Noticias  //  Noticias Generales

El Bono de Empleo Joven de Andalucía aumenta las ventajas del contrato para la formación y el aprendizaje


El contrato para la formación y el aprendizaje proporciona muchos beneficios a las empresas que desean renovar su plantilla con personal especializado. Ahora, con el Bono de Empleo Joven puesto en marcha por la Junta de Andalucía, las ventajas son aún mayores para quienes contraten a jóvenes de esta comunidad autónoma. Un total de 4.800 euros para una contratación de doce meses. Ésta es la cantidad que puede obtener la empresa que incorpore a titulares del Bono de Empleo Joven. Se trata de personas de entre 18 y 29 años empadronadas en Andalucía y con alguna de estas titulaciones, siempre que se haya obtenido en los últimos cinco años: Titulación universitaria oficial o titulación en enseñanzas artísticas superiores Titulación de formación profesional inicial, enseñanzas artísticas profesionales y enseñanzas deportivas Título de graduado en educación secundaria obligatoria (ESO) Ventajas que suman La ayuda del Bono se une así a las ventajas del contrato para la formación: reducción de hasta el 100% en las cuotas a la Seguridad Social según el tamaño de la empresa y formación bonificada y asociada al puesto de trabajo. Los titulares del Bono de Empleo Joven suelen incluir esa información en su curriculum, y el Servicio Andaluz de Empleo tiene prevista la creación de una herramienta de búsqueda específica para quien desee contratar a alguno de ellos. No obstante, nuestra agencia de colocación Ocupa2 cuenta con una base de datos propia y podemos ofrecer a cualquier empresa la posibilidad de buscar candidatos a los que se les haya concedido el Bono de Empleo Joven. Además, las empresas que contraten de forma indefinida o transformen el contrato inicial en indefinido y mantengan a la persona contratada por un período mínimo de veinticuatro meses tendrán derecho a una ayuda adicional de 4.750 euros. Solicitud, plazo y abono de la subvención Recordemos que un contrato para la formación y el aprendizaje puede realizarse con un trabajador titulado, siempre que su formación no esté relacionada con la ocupación que vaya a desempeñar. En el caso del Bono de Empleo Joven, las empresas pueden solicitar la subvención para todos los contratos celebrados antes del 30 de noviembre de 2015, en el plazo máximo de un mes desde la formalización del contrato. Para ello, deben cumplimentar una solicitud y acompañarla de la siguiente documentación: Escritura de constitución o estatutos de la entidad, debidamente inscritos en el Registro correspondiente Poder de representación y NIF del representante, en su caso Certificación bancaria de la titularidad de la cuenta Certificado de estar al corriente con las obligaciones de la Seguridad Social Tanto la solicitud como la documentación adjunta deben presentarse de forma telemática a través de la Ventanilla Electrónica de la Administración de la Junta de Andalucía. El plazo máximo que tiene la Junta para resolver y notificar, también telemáticamente, la resolución de concesión es de tres meses a partir de la fecha de solicitud. El pago de la ayuda se realizará de la siguiente forma: Pagos con justificación diferida por importe de hasta el 75% de la ayuda concedida en los plazos previstos en la resolución de concesión Pagos con justificación diferida por los importes restantes, previa justificación por la persona o entidad beneficiaria de la realización de hasta el 75% de la actividad subvencionada, mediante la presentación de la documentación correspondiente Para el cobro de la subvención deberán presentarse las nóminas del titular del Bono de Empleo Joven con los justificantes bancarios de su abono y los boletines de cotización a la Seguridad Social TC1 y TC2 correspondientes a los doce meses posteriores a la formalización del contrato. Si dicho contrato se extinguiera antes del año estipulado por causas no imputables a la empresa se deberá proceder a la sustitución del trabajador en el plazo máximo de un mes con otro titular del Bono, situación que se comunicará debidamente al Servicio Andaluz de Empleo. Para obtener más información sobre las ventajas añadidas del Bono de Empleo Joven junto con el contrato para la formación y el aprendizaje, nuestra línea de atención telefónica gratuita está disponible en el 900 10 14 94. 

 

Unos 200.000 establecimientos de comercio minorista, hostelería y talleres de reparación, entre otros, se verán afectados por un eventual aumento de las rentas de alquiler a partir del próximo año, dada la conclusión a finales de 2014 de la moratoria que se estableció para los denominados alquiles de renta antigua.

Así lo indica la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), que ha promovido una plataforma de afectados con el fin de proponer un calendario de movilizaciones y una nueva moratoria en este tipo de arrendamientos.

Según explica la organización en un comunicado, la vigente Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) de 1994 articuló una moratoria para la finalización de los alquileres de locales alquilados en virtud de la Ley de Arrendamientos de 1964 para un periodo de veinte años. El plazo concluye a finales de este año y los arrendadores podrán modificar unilateralmente las condiciones de los contratos.

UPTA indica que, según los estudios realizados para las asociaciones de hosteleros y comerciantes, esta situación puede afectara a unos 200.000 establecimientos.

Con el fin de buscar una solución "a un problema que se suma a los ya muchos que soportan los autónomos y los pequeños empresarios de estos sectores", UPTA ha convocado a diversas plataformas provinciales y autonómicas que mañana jueves, 11 de septiembre, presenta en rueda de prensa. 

 
Empleo ampliará la capitalización del paro y la tarifa plana a los autónomos.

          El Ministerio de Empleo y Seguridad Social está preparando un proyecto de ley de reforma del Estatuto del Trabajo Autónomo que pretende reordenar la legislación laboral de los autoempleados y recapitular las actuales ayudas existentes para establecerse por cuenta propia, además de incorporar nuevos incentivos como la capitalización del cien por cien de la prestación por desempleo y la extensión de la tarifa plana a los autónomos societarios que contraten.

José María Triper (eleconomista.es)

          Los plazos con los que trabaja el Ejecutivo pretenden aprobar el proyecto de ley antes de final de año para su remisión al Parlamento, por lo que su entrada en vigor no se produciría antes de finalizar el primer trimestre de 2015 como pronto.

          Con esa reforma del Estatuto del Trabajo Autónomo el Ministerio que dirige Fátima Báñez pretende dar respuesta a las demandas de las asociaciones representativas del trabajo autónomo para que este colectivo puede beneficiarse de las medidas de la Estrategia de Activación para el Empleo que aprobó el Consejo de Ministros del viernes 5 de septiembre.

          Además, en el proyecto se materializaría el compromiso asumido por la ministra de Empleo en la última asamblea de la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) de ampliar la capitalización del 100 por cien del desempleo a los trabajadores en paro que se establezcan como autónomos.

          También se está trabajando para extender la tarifa plana de 50 euros a aquel autónomo ya constituido que genere un primer empleo contratando a un joven menor de 30 años. Esta tarifa plana sería compatible con cualquier tipo de bonificación asociada a ese nuevo empleo pero conllevaría un compromiso de mantenimiento de ese empleo al menos por el mismo tiempo que la duración de las bonificaciones al autónomo, a saber 30 o 18 meses según la edad del mismo.

          Además se plantea eliminar la exclusión de los nuevos emprendedores que se dan de alta como empleadores para acogerse a esta tarifa y que aquellos autónomos que ya están acogidos a ella no la pierdan si contratan. Como subrayó el presidente de ATA, Lorenzo Amor, en su reciente comparecencia ante la Subcomisión de Empleo Juvenil en el Congreso, "con que tan sólo que el 25 por ciento de los autónomos del millón y medio de autónomos sin asalariados contratase, podría suponer la creación de casi 380.000 puestos de trabajo y la reducción en 10 puntos de la tasa de desempleo en menores de 30 años".

          Otras medidas que están sobre la mesa son la redefinición, para flexibilizarla, de la figura del autónomo económicamente dependiente, es decir, de aquellos cuyos ingresos dependen mayoritariamente de un solo empleador, para evitar el fraude y erradicar a los llamados falsos autónomos . También se baraja la posibilidad de extender el plan de garantía juvenil a los 30 años para adaptarlo a la realidad española en la que los jóvenes de media acceden al mercado laboral a los 23 años.

Renta mínima en 420 euros

          Por otro lado, ayer se conoció que el promedio de renta mínima que percibe una persona o familia que carece de recursos económicos suficientes para cubrir sus necesidades básicas es de 420,55 euros mensuales y casi 220.000 personas reciben esta prestación, según el informe de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español.

 
¿Qué cuantía y qué duración tiene la nueva "reducción de cotización a la Seguridad Social para los nuevos contratos indefinidos"?

CUESTIÓN PLANTEADA: 

¿Qué cuantía y qué duración tiene la nueva "reducción de cotización a la Seguridad Social para los nuevos contratos indefinidos"?

CONTESTACIÓN:

Respecto de esta nueva reducción, conocida como "tarifa plana de 100 euros de cotización a la Seguridad Social para los nuevos contratos indefinidos", lo primero que hay que aclarar es que no se establece una cuota única de 100 euros de cotización a la Seguridad Social, sino que la cuota empresarial a ingresar por contingencias comunes será de 100 euros mensuales, en los supuestos de contratos celebrados a tiempo completo.

Sin embargo, si la contratación es a tiempo parcial, cuando la jornada de trabajo sea, al menos, equivalente a un 75 por 100 de la jornada de un trabajador a tiempo completo comparable, 75 euros mensuales.

Asimismo, cuando la jornada de trabajo sea, al menos, equivalente a un 50 por 100 de la jornada de un trabajador a tiempo completo comparable, 50 euros mensuales.

Y en cuanto a la duración, con carácter general, estas reducciones se aplicarán durante un período de 24 meses, si bien, y durante los 12 meses siguientes, las empresas que al momento de celebrar el contrato al que se aplique la reducción cuenten con menos de diez trabajadores tendrán derecho a una reducción equivalente al 50 por 100 de la aportación empresarial a la cotización por contingencias comunes correspondiente al trabajador contratado de manera indefinida.

Legislación:

Real Decreto-ley 3/2014, de 28 de febrero, de medidas urgentes para el fomento del empleo y la contratación indefinida

 
La cotización en el Régimen Especial de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos para 2014

Para este ejercicio 2014 se regula en la Orden ESS/106/2014, de 31 de enero, por la que se desarrollan las normas legales de cotización a la Seguridad Social, desempleo, protección por cese de actividad, Fondo de Garantía Salarial y formación profesional, contenidas en la Ley 22/2013, de 23 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2014; y más concretamente en su Artículo 15, denominado “Bases y tipos de cotización”.

Desde el  1 de enero de 2014, las bases y los tipos de cotización por contingencias comunes en este Régimen Especial serán los siguientes:

1. Tipos de cotización:

Por contingencias comunes: el 29,80 por 100, o el 29,30 por 100 si el interesado está acogido al sistema de protección por cese de actividad.

No obstante, cuando el trabajador por cuenta propia o autónomo no tenga en dicho régimen la protección por incapacidad temporal, el tipo de cotización será el 26,50 por 100.

Los trabajadores incluidos en este Régimen Especial que no tengan cubierta la protección dispensada a las contingencias derivadas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, efectuarán una cotización adicional equivalente al 0,10 por 100, aplicado sobre la base de cotización elegida, para la financiación de las prestaciones previstas en los capítulos IV quáter y IV quinquies, del título II, de la Ley General de la Seguridad Social (Riesgo durante el embarazo o durante la lactancia natural).

2. Bases de cotización:

La Base mínima de cotización: 875,70 euros mensuales y la base máxima de cotización: 3.597,00 euros mensuales.

3. La base de cotización para los trabajadores autónomos que, a 1 de enero de 2014, sean menores de 47 años de edad será la elegida por éstos, dentro de los límites que representan las bases mínima y máxima.

Igual elección podrán efectuar aquellos trabajadores autónomos que en esa fecha tengan una edad de 47 años y su base de cotización en el mes de diciembre de 2013 haya sido igual o superior a 1.888,80 euros mensuales, o causen alta en este Régimen Especial.

Los trabajadores autónomos que, a 1 de enero de 2014, tengan 47 años de edad, si su base de cotización fuera inferior a 1.888,80 euros mensuales no podrán elegir una base de cuantía superior a 1.926,60 euros mensuales, salvo que ejerciten su opción en tal sentido antes del 30 de junio de 2014, lo que producirá efectos a partir del 1 de julio del mismo año, o que se trate del cónyuge supérstite del titular del negocio que, como consecuencia del fallecimiento de éste, haya tenido que ponerse al frente del mismo y darse de alta en este Régimen Especial con 47 años de edad, en cuyo caso no existirá dicha limitación.

4. La base de cotización de los trabajadores autónomos que, a 1 de enero de 2014, tengan cumplida la edad de 48 o más años estará comprendida entre las cuantías de 944,40 y 1.926,60 euros mensuales, salvo que se trate del cónyuge supérstite del titular del negocio que, como consecuencia del fallecimiento de éste, haya tenido que ponerse al frente del mismo y darse de alta en este Régimen Especial con 45 o más años de edad, en cuyo caso la elección de bases estará comprendida entre las cuantías de 875,70 y 1.926,60 euros mensuales.

No obstante, la base de cotización de los trabajadores autónomos que con anterioridad a los 50 años hubieran cotizado en cualquiera de los regímenes del sistema de la Seguridad Social cinco o más años, tendrán las siguientes cuantías:

a) Si la última base de cotización acreditada hubiera sido igual o inferior a 1.888,80 euros mensuales, se habrá de cotizar por una base comprendida entre 875,70 euros mensuales y 1.926,60 euros mensuales.

b) Si la última base de cotización acreditada hubiera sido superior a 1.888,80 euros mensuales, se habrá de cotizar por una base comprendida entre 875,70 euros mensuales y el importe de aquélla incrementado en un 5 por 100, pudiendo optar, en caso de no alcanzarse, por una base de hasta 1.926,60 euros mensuales.

Lo previsto en el anterior párrafo b) será asimismo de aplicación con respecto a los trabajadores autónomos que con 48 o 49 años de edad hubieran ejercitado la opción prevista en el párrafo segundo del apartado Cuatro.2 del artículo 132 de la Ley 39/2010, de 22 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2011.

5. Los trabajadores cuyo alta en este Régimen Especial se haya practicado de oficio, como consecuencia, a su vez, de una baja de oficio en el Régimen General de la Seguridad Social o en otro régimen de trabajadores por cuenta ajena, podrán optar, cualquiera que sea su edad en el momento de causar alta, entre mantener la base de cotización por la que venían cotizando en el régimen en que causaron baja o elegir una base de cotización aplicando las reglas generales previstas, a tales efectos, en este Régimen Especial.

6. Los trabajadores autónomos dedicados a la venta ambulante o a domicilio (CNAE 4781 Comercio al por menor de productos alimenticios, bebidas y tabaco en puestos de venta y mercadillos; 4782 Comercio al por menor de productos textiles, prendas de vestir y calzado en puestos de venta y mercadillos; 4789 Comercio al por menor de otros productos en puestos de venta y mercadillos y 4799 Otro comercio al por menor no realizado ni en establecimientos, ni en puestos de venta ni en mercadillos) podrán elegir como base mínima de cotización durante el año 2014, una base de 875,70 euros mensuales, o una base de 753,00 euros mensuales.

Los trabajadores autónomos dedicados a la venta a domicilio (CNAE 4799) podrán también elegir como base mínima de cotización durante el año 2014 una base de 875,70 euros mensuales, o una base de 481,50 euros mensuales.

7. Lo previsto en el párrafo primero del apartado 6 será de aplicación a los socios trabajadores de las cooperativas de trabajo asociado dedicados a la venta ambulante, que perciban ingresos directamente de los compradores.

En tales casos, en el supuesto en que se acredite que la venta ambulante se lleva a cabo en mercados tradicionales o «mercadillos», con horario de venta inferior a ocho horas al día, se podrá elegir entre cotizar por una base de 875,70 euros mensuales, o una base de 481,50 euros mensuales.

La elección de bases de cotización prevista en el párrafo precedente también será de aplicación a las personas que se dediquen de forma individual a la venta ambulante en mercados tradicionales o «mercadillos» con horario de venta inferior de ocho horas al día, siempre que no dispongan de establecimiento fijo propio, ni produzcan los artículos o productos que vendan.

En cualquier caso, se deberá cotizar obligatoriamente por las contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, aplicando, sobre la base de cotización elegida, la tarifa de primas a que se refiere el apartado 9.

8. En los supuestos a los que se refieren los apartados 6 y 7, por tratarse de actividades exclusivas de venta, no están incluidos aquellos casos en los que, además, se fabrican o elaboran los productos objeto de venta.

9. Para las contingencias de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales se aplicarán los tipos de la tarifa de primas establecida en la disposición adicional cuarta de la Ley 42/2006, de 28 de diciembre, en la redacción dada por la disposición final décima novena de la Ley 22/2013, de 23 de diciembre, sobre la misma base de cotización elegida por los interesados para contingencias comunes.

10. Los trabajadores autónomos que, en razón de su trabajo por cuenta ajena desarrollado simultáneamente, hayan cotizado en 2013, respecto de contingencias comunes en régimen de pluriactividad y teniendo en cuenta tanto las aportaciones empresariales como las correspondientes al trabajador en el Régimen General, así como las efectuadas en el Régimen Especial, por una cuantía igual o superior a 11.633,68 euros, tendrán derecho a una devolución del 50 por 100 del exceso en que sus cotizaciones ingresadas superen la mencionada cuantía, con el tope del 50 por 100 de las cuotas ingresadas en el Régimen Especial, en razón de su cotización por las contingencias comunes de cobertura obligatoria.

La devolución se efectuará a instancia del interesado, que habrá de formularla en los cuatro primeros meses de 2014.

11. Los socios trabajadores de cooperativas de trabajo asociado dedicados a la venta ambulante que hayan quedado incluidos en el Régimen Especial de Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos en aplicación de lo establecido en el artículo 128.Cuatro.8 de la Ley 2/2008, de 23 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el año 2009, tendrán derecho, durante 2014, a una reducción del 50 por 100 de la cuota a ingresar.

También tendrán derecho a esa reducción los socios trabajadores de cooperativas de trabajo asociado dedicados a la venta ambulante que hayan iniciado su actividad y quedado incluidos en el citado Régimen Especial a partir del 1 de enero de 2009.

La reducción se aplicará sobre la cuota que resulte de aplicar, sobre la base mínima elegida de conformidad con lo previsto en el apartado 7, el tipo de cotización aplicable de acuerdo con lo previsto en el apartado 1.

12. Respecto a los trabajadores autónomos que en algún momento del año 2013 y de manera simultánea hayan tenido contratado a su servicio un número de trabajadores por cuenta ajena igual o superior a los indicados en las letras a) y b) de este párrafo, la base mínima de cotización tendrá una cuantía igual a la prevista como base mínima para los trabajadores encuadrados en el grupo de cotización 1 del Régimen General que, para el año 2014, está fijada en 1.051,50 euros mensuales:

a) Durante el mes de enero de 2014, esta base mínima se aplicará a aquellos trabajadores autónomos que hayan tenido a su servicio durante algún momento del año 2013 cincuenta o más trabajadores por cuenta ajena.

b) A partir de 1 de febrero de 2014, la base mínima indicada se aplicará a aquellos trabajadores autónomos que hayan tenido a su servicio durante algún momento del año 2013 diez o más trabajadores por cuenta ajena.

13. Los trabajadores autónomos incluidos en este régimen especial al amparo de lo establecido en la disposición adicional vigésima séptima del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social y del artículo 21.3 de la Ley 4/1997, de 24 de marzo, de Sociedades Laborales, a excepción de aquellos que causen alta inicial en el mismo, durante los 12 primeros meses de su actividad a contar desde la fecha de efectos de dicha alta, tendrán una base mínima de cotización de cuantía igual a la prevista como base mínima para los trabajadores encuadrados en el grupo de cotización 1 del Régimen General, fijada para el año 2014 en 1.051,50 euros mensuales.

14. A efectos de lo establecido en el artículo 28 de la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, las cuantías correspondientes a los distintos porcentajes de la base de cotización por la que podrán optar los trabajadores incluidos en este régimen especial en los casos de pluriactividad con jornada laboral a tiempo completo o a tiempo parcial superior al 50 por ciento, serán durante el año 2014 las siguientes: 438,00 euros, cuando la base elegida sea del 50 por ciento de la base mínima de cotización; 656,70 euros, cuando se corresponda con el 75 por ciento, y 744,30 euros, cuando coincida con el 85 por ciento de dicha base mínima.

 
Guía para manejarse con la tarifa plana de contratación indefinida.
  • Solo se beneficiarán aquellas empresas que contraten antes del 31 de diciembre
  • El ahorro para una microempresa se elevará a 9.300 euros en tres años .

C. Molina (cincodias.com)

             La “tarifa plana” de cotización a la Seguridad Social para la contratación indefinida de nuevos trabajadores tendrá tres tramos, que oscilarán de 50 a 100 euros, dependiendo de la jornada del empleado. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, explicó que la cotización será de 100 euros en el caso de la jornada completa, de 75 euros cuando se trabaja al menos el 75% de la jornada y de 50 euros para la media jornada.

             Plazos:  La bonificación en la cotización por contingencias comunes se aplicará durante 24 meses para los contratos que se formalicen hasta el 31 de diciembre de este año, si bien esta limitación temporal podría prorrogarse, según explicaron fuentes del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

             Microempresas: Los contratos realizados por autónomos y microempresas (menos de 10 trabajadores) se beneficiarán de un año adicional de bonificación, que consistirá en una reducción del 50% de la cotización por contingencias comunes.

             Devoluciones:  En caso de que no se mantengan los contratos durante tres años desde el momento de su firma, los empresarios tendrán que devolver las bonificaciones, a razón del 100% de las cotizaciones si el contrato se extingue el primer año, el 50% en el segundo y el 33% en el tercero.

             Obligaciones:  Para beneficiarse de la tarifa plana, las empresas deberán estar al corriente de pago con la Seguridad Social y no podrán haber realizado despidos colectivos o individuales en los seis meses previos a la contratación. Sin embargo, la ministra de Empleo estableció una salvedad a este requisito para tratar de no perjudicar “a las empresas que han reestructurado su plantilla a consecuencia de la crisis antes de conocer esta medida”. De esta forma, las empresas que hayan despedido a trabajadores antes del 25 de febrero, momento de entrada en vigor de la tarifa plana, podrán acogerse a esta medida. Sin embargo, las empresas que se acojan a esta ayuda la perderán si realizan un despido que sea declarado por el juez como improcedente, lo que implicará la devolución de esta bonificación con los recargos e intereses aplicables.

             Ahorro anual:  La titular de Empleo calculó que la tarifa plana supondrá un ahorro anual en cotizaciones de empleados a jornada completa de 1.200 euros por cada 12 meses. A su juicio, la bonificación no va a suponer una pérdida para el sistema de la Seguridad Social, puesto que se trata de nuevos empleos,“gente que hasta ahora no cotizaba”.

             Contratos:  La asociación de autónomos ATA señaló que la tarifa plana supondrá la creación de 1.000 empleos más cada día. En un comunicado, el presidente de la asociación, Lorenzo Amor, tildó de “gran acierto” la medida aprobada.

 

Han sido muchos los autónomos que han comenzado el nuevo año con una sorpresa a la hora de tener que abonar la cuota mensual a la Seguridad Social, viéndola incrementada en más de un 20%. En concreto, la medida es de aplicación en 2014 a los autónomos que durante 2013 hubieran contratado de forma simultánea a un mínimo de 10 trabajadores por cuenta ajena en la empresa y a los autónomos societarios.

Es necesario aclarar a qué figura se refiere exactamente el “autónomo societario”: Se definen como tal quienes ejerzan funciones de dirección y gerencia que conlleven el desempeño del cargo de consejero o administrador o que presten otros servicios para una sociedad mercantil capitalista, a título lucrativo y de forma habitual, personal y directa, siempre que posean el control efectivo, directo o indirecto, de aquella.

Se entenderá, en todo caso, que se produce tal circunstancia cuando las acciones o participaciones del trabajador supongan, al menos, la tercera parte del capital social, la cuarta parte si desempeña funciones de gerencia o la mitad si está en posesión de familiares directos (segundo grado de consanguinidad).

Esta subida de la cuota de autónomos para 2014, que en principio no estaba incluida en los Presupuestos Generales del Estado, fue aprobada en el Real Decreto-ley 16/2013, de 21 de Diciembre, en el que se incluían además algunos detalles de la Reforma Laboral 2014, como las nuevas tipologías de contrato.

Los autónomos afectados por la medida verán equiparar su base mínima de cotización con la de los trabajadores encuadrados en el Régimen General, que es de 1.051,50 euros al mes. No obstante, cabe mencionar que quedarían exentos durante 12 meses los autónomos que causen alta inicial en el RETA.

La medida, que ha causado una gran polémica en el colectivo durante los últimos días, implica una incremento en las bases mínimas de los 261 euros que habrían de pagar los afiliados al RETA no incluidos en éstos supuestos a 314 euros al mes, lo que al cabo del año supondría unos 630 euros.

Es más, si ya en su momento el hecho de incrementar un 2% las bases mínimas de cotización de un colectivo que arrastra grandes problemas de liquidez produjo un sentimiento generalizado de rechazo, este aumento de más del 20% podrá lastrar seriamente la competitividad de las pequeñas empresas que se encuentren en fase de crecimiento y desarrollo.

De hecho, son muchos los autónomos que ya han comenzado a movilizarse en algunas plataformas como Change.org, en las que se comienzan a recoger firmas exigiendo una bajada drástica de la cuota de autónomos.

Parece que la necesidad recaudatoria de las arcas de la Seguridad Social, que prevén un ingreso de más de 1.000 millones de euros, ha primado sobre el apoyo a la consolidación de las empresas ya existentes, algo fundamental para el desarrollo económico y la consolidación del empleo en nuestro país.

Una medida que choca frontalmente con las anteriores actuaciones del Gobierno que pretendían dar un nuevo impulso al autoempleo, como la ampliación de la Tarifa Plana a todos los nuevos autónomos o los que no habían estado en situación de alta en el RETA durante los últimos cinco años.

Esta Tarifa Plana, sin embargo, excluía también a los autónomos que formasen una sociedad, y muchos jóvenes autónomos societarios vieron cómo tenían que devolver, con carácter retroactivo, la diferencia de las cuotas que les habían sido bonificadas en primera instancia.

 

GAE Asesores le informa del uso de cookies que permiten ofrecer un correcto funcionamiento del sitio. Al continuar con la navegación dará el consentimiento tácito a la instalación de dichas cookies. Para más información visite nuestra política de privacidad.

Acepto las Cookies de este sitio web.

EU Cookie Directive Module Information